El Volcan de El Avila

Al fondo el Presunto Volcán de Caracas visto a la salida del túnel de la Autopista Caracas-Guarenas en dirección Caracas.

El presunto volcán más cerca, en la misma via

Mucho se habla sobre la existencia de un viejo volcán extinto en nuestro parque nacional El Avila.
Es muy cierto que desde la época que le dieron el nombre Santiago de León de Caracas a este pequeño y superpoblado valle, se habla de las fumarolas que salen detrás de las verdes montañas, pero nadie tiene fotos ni videos, ni hay relatos en los archivos de la ciudad que se hable de columnas de humo que salgan de la hacienda del Alferes de Campo Gabriel de Avila, quien escaló la montaña y estableció su hacienda en el lugar.

Pese a que nadie tiene prueba alguna de la existencia, dicen que es más fácil decir que no hay, que convencer a la gente de que si hay un volcán, y un día va a hacer erupción abriendo en 2 la montaña y todas esas historias que nos contaban las abuelas.

Lo que leerás a continuación es una pequeña investigación de la Leyenda de El Volcán de El Avila que también fue revivida por algunos a consecuencia de la tragedia de nuestros hermanos del estado Vargas en 1999.

Para esa fecha muchas personas llegaron a afirmar que desde la punta de una de los picos de nuestra querida montaña, se habían visto emanaciones de material, luces, etc.

Muchos de los que me conocen saben que este conjunto de montañas para mi es una especie de fetiche, así que mi interés por la montaña, no es por simple casualidad.

Debo aclarar que esta es simplemente una NOTA INFORMATIVA, sin embargo quienes deseen contrastar lo aquí expuesto, se les invita a realizarlo en los organismos correspondientes.

Volcán de El Avila

Muchas personas al entrar a Caracas se sorprenden de el verdor que rodea la ciudad. Pese a los ranchos característicos que no faltan, a propios y extraños les llama la atención la amplitud de esta montaña de la región costa montaña de este país caribeño.

Cuando llegas al Aeropuerto Internacional de Maiquetía, o si ingresas por la autopista regional de el centro o por la autopista de oriente, siempre va a estar presente el cerro.

En épocas remotas muchas personas venían en carretas o caballos y las formaciones de picos, dependiendo de el lugar por donde se viera, se veían como volcanes.

Pero ¿Realmente existe la posibilidad de que en el Parque Nacional El Avila, exista un volcán?

Vayamos a la parte geológica:
El Parque nacional El Avila (Ahora Guaraira Repano) está conformado geológicamente por rocas Ígneas, lo que significa que de algún lugar tuvo que brotar el magma. Sin embargo en la región costa montaña POR LO MENOS DE VENEZUELA, no se conoce ningún tipo de volcán extinto ni nada por el estilo, de manera oficial.

Otra de las cosas que también lo ponen a uno a pensar, es la falta de rocas ígneas de constitución característica cerca de volcanes extintos y activos, como son la Piedra Pome, entre otras.

En cambio si se consigue muchas formaciones de piedras parecidas a la pizarra, cristales, entre otras. Es decir que también hay huellas de que existen muchas rocas metamórficas.

Además los volcanes en su mayoría se encuentra cerca o sobre una falla tectónica, y si vemos las características de la montaña en estudio, no hay ningún borde de falla o falla cerca que pudiese generar la suficiente fuerza como para iniciar actividad volcánica significativa, ya que en la placa de el Caribe hay una especie de drenaje con más de 70 volcanes activos.
Con respecto a la Placa Sudamericana, existen volcanes en Colombia, Perú, Ecuador que también drenan la fuerza que las placas tectónicas, minimizando la fuerza subterránea.

En los libros de historia, (desde los más básicos como son los de la escuela hasta los que son resguardados por viejas instituciones como la iglesia o los masones), no aparece nada sobre ningún volcán, fumarolas o rastro alguno de actividad volcánica.

A todas estas afirmaciones NO CIENTIFICAS, debo añadir que no se conocen ningún tipo de formación rocosa o cueva que pudiesen ser falsos conos de volcán, el lo que respecta el cerro El Avila y sus montañas vecinas. (La excepción la hace La Cueva de El Indio en El Cafetal pero lejos de lo que es El Avila en si).

Si embargo uno ve fotos como las que hay al principio de esta anotación y deja mucho que pensar.
Pero como uno no puede dejarse llevar por la primera impresión, hay que volver a ver al Pico Naiguatá desde otro ángulo.(Haz click a la foto para agrandar)

Conclusión: Luego de argumentar y escribir todo lo que leíste anteriormente, no puedo llegar a ninguna conclusión ya que no soy geólogo o vulcanologo, pero realmente si existiese un volcán ya lo habríamos sentido.

El Volcan de El Avila

Al fondo el Presunto Volcán de Caracas visto a la salida del túnel de la Autopista Caracas-Guarenas en dirección Caracas.

El presunto volcán más cerca, en la misma via

Mucho se habla sobre la existencia de un viejo volcán extinto en nuestro parque nacional El Avila.
Es muy cierto que desde la época que le dieron el nombre Santiago de León de Caracas a este pequeño y superpoblado valle, se habla de las fumarolas que salen detrás de las verdes montañas, pero nadie tiene fotos ni videos, ni hay relatos en los archivos de la ciudad que se hable de columnas de humo que salgan de la hacienda del Alferes de Campo Gabriel de Avila, quien escaló la montaña y estableció su hacienda en el lugar.

Pese a que nadie tiene prueba alguna de la existencia, dicen que es más fácil decir que no hay, que convencer a la gente de que si hay un volcán, y un día va a hacer erupción abriendo en 2 la montaña y todas esas historias que nos contaban las abuelas.

Lo que leerás a continuación es una pequeña investigación de la Leyenda de El Volcán de El Avila que también fue revivida por algunos a consecuencia de la tragedia de nuestros hermanos del estado Vargas en 1999.

Para esa fecha muchas personas llegaron a afirmar que desde la punta de una de los picos de nuestra querida montaña, se habían visto emanaciones de material, luces, etc.

Muchos de los que me conocen saben que este conjunto de montañas para mi es una especie de fetiche, así que mi interés por la montaña, no es por simple casualidad.

Debo aclarar que esta es simplemente una NOTA INFORMATIVA, sin embargo quienes deseen contrastar lo aquí expuesto, se les invita a realizarlo en los organismos correspondientes.

Volcán de El Avila

Muchas personas al entrar a Caracas se sorprenden de el verdor que rodea la ciudad. Pese a los ranchos característicos que no faltan, a propios y extraños les llama la atención la amplitud de esta montaña de la región costa montaña de este país caribeño.

Cuando llegas al Aeropuerto Internacional de Maiquetía, o si ingresas por la autopista regional de el centro o por la autopista de oriente, siempre va a estar presente el cerro.

En épocas remotas muchas personas venían en carretas o caballos y las formaciones de picos, dependiendo de el lugar por donde se viera, se veían como volcanes.

Pero ¿Realmente existe la posibilidad de que en el Parque Nacional El Avila, exista un volcán?

Vayamos a la parte geológica:
El Parque nacional El Avila (Ahora Guaraira Repano) está conformado geológicamente por rocas Ígneas, lo que significa que de algún lugar tuvo que brotar el magma. Sin embargo en la región costa montaña POR LO MENOS DE VENEZUELA, no se conoce ningún tipo de volcán extinto ni nada por el estilo, de manera oficial.

Otra de las cosas que también lo ponen a uno a pensar, es la falta de rocas ígneas de constitución característica cerca de volcanes extintos y activos, como son la Piedra Pome, entre otras.

En cambio si se consigue muchas formaciones de piedras parecidas a la pizarra, cristales, entre otras. Es decir que también hay huellas de que existen muchas rocas metamórficas.

Además los volcanes en su mayoría se encuentra cerca o sobre una falla tectónica, y si vemos las características de la montaña en estudio, no hay ningún borde de falla o falla cerca que pudiese generar la suficiente fuerza como para iniciar actividad volcánica significativa, ya que en la placa de el Caribe hay una especie de drenaje con más de 70 volcanes activos.
Con respecto a la Placa Sudamericana, existen volcanes en Colombia, Perú, Ecuador que también drenan la fuerza que las placas tectónicas, minimizando la fuerza subterránea.

En los libros de historia, (desde los más básicos como son los de la escuela hasta los que son resguardados por viejas instituciones como la iglesia o los masones), no aparece nada sobre ningún volcán, fumarolas o rastro alguno de actividad volcánica.

A todas estas afirmaciones NO CIENTIFICAS, debo añadir que no se conocen ningún tipo de formación rocosa o cueva que pudiesen ser falsos conos de volcán, el lo que respecta el cerro El Avila y sus montañas vecinas. (La excepción la hace La Cueva de El Indio en El Cafetal pero lejos de lo que es El Avila en si).

Si embargo uno ve fotos como las que hay al principio de esta anotación y deja mucho que pensar.
Pero como uno no puede dejarse llevar por la primera impresión, hay que volver a ver al Pico Naiguatá desde otro ángulo.(Haz click a la foto para agrandar)

Conclusión: Luego de argumentar y escribir todo lo que leíste anteriormente, no puedo llegar a ninguna conclusión ya que no soy geólogo o vulcanologo, pero realmente si existiese un volcán ya lo habríamos sentido.

Centralia, el pueblo del infierno

Centralia es un pequño pueblo ubicado en el estado de Pensilvania, EEUU, fundado en 1841 y desde 1981 pasó de tener un poco más de 1000 habitantes a solo 12.

La ciudad de Centralia desde sus comienzos se dedicó a la explotación de carbón hasta la década del 60, cuando las empresas se fueron de la ciudad.

Los habitantes que en su mayoría se dedicaban al negocio de la extracción de carbón se quedaron sin empleos y muchos decidieron emigrar.

Los pocos que quedaron en Centralia, se dedicaron a la extracción y contrabando de carbón.

En el pueblo había una escuela básica, un bachillerato, varias iglesias y tiendas.

Pero en el año 1962 se inició un incendio en un basurero. Las llamas se propagaron a las fosas de la mina abandonada y se empezó un incendio que todavía hoy se mantiene. La mina de varios kilómetros de extensión, se consume lentamente generando gasses tóxicos para los habitantes que fueron desalojados del pueblo.

En los años 80 los habitantes del pueblo comenzaron a tomar conciencia del peligro que tenían debajo de sus pies, y comenzaron a llamar la atención de las autoridades quienes respondieron al llamado solo cuando el pueblo fue centro de atención nacional luego que un niño cayera en un foso que se abrió bajo sus pies.

El niño fue salvado y el foso después se estimo que medía varios cientos de metros de prufundidad. Las autoridades de Pensilvania declararon el pueblo en emergencia y se destinaron más de 40 millones de dólares en indemnizar y mudar a los habitantes.

Los pocos que quedaron estableciendo batalla legal contra el estado, fueron desalojados a finales de los años 90. El estado federal expropió las tierras y las declaró Peligro de muerte.

La intención de postear esta semana este pueblo se debe a que ayer vi por segunda vez la película Silent Hill, donde los productores viajaron a este pueblo para inspirarse con los escenarios y locaciones.

En varias zonas el asfalto se resquebrajó debido al calor y la desidia tomo el lugar. Se pueden ver fumarolas a lo largo de lo que hoy es una especie de campo medio urbanizado. El paso a pie o en vehículos esta prohibido.

Centralia, el pueblo del infierno

Centralia es un pequño pueblo ubicado en el estado de Pensilvania, EEUU, fundado en 1841 y desde 1981 pasó de tener un poco más de 1000 habitantes a solo 12.

La ciudad de Centralia desde sus comienzos se dedicó a la explotación de carbón hasta la década del 60, cuando las empresas se fueron de la ciudad.

Los habitantes que en su mayoría se dedicaban al negocio de la extracción de carbón se quedaron sin empleos y muchos decidieron emigrar.

Los pocos que quedaron en Centralia, se dedicaron a la extracción y contrabando de carbón.

En el pueblo había una escuela básica, un bachillerato, varias iglesias y tiendas.

Pero en el año 1962 se inició un incendio en un basurero. Las llamas se propagaron a las fosas de la mina abandonada y se empezó un incendio que todavía hoy se mantiene. La mina de varios kilómetros de extensión, se consume lentamente generando gasses tóxicos para los habitantes que fueron desalojados del pueblo.

En los años 80 los habitantes del pueblo comenzaron a tomar conciencia del peligro que tenían debajo de sus pies, y comenzaron a llamar la atención de las autoridades quienes respondieron al llamado solo cuando el pueblo fue centro de atención nacional luego que un niño cayera en un foso que se abrió bajo sus pies.

El niño fue salvado y el foso después se estimo que medía varios cientos de metros de prufundidad. Las autoridades de Pensilvania declararon el pueblo en emergencia y se destinaron más de 40 millones de dólares en indemnizar y mudar a los habitantes.

Los pocos que quedaron estableciendo batalla legal contra el estado, fueron desalojados a finales de los años 90. El estado federal expropió las tierras y las declaró Peligro de muerte.

La intención de postear esta semana este pueblo se debe a que ayer vi por segunda vez la película Silent Hill, donde los productores viajaron a este pueblo para inspirarse con los escenarios y locaciones.

En varias zonas el asfalto se resquebrajó debido al calor y la desidia tomo el lugar. Se pueden ver fumarolas a lo largo de lo que hoy es una especie de campo medio urbanizado. El paso a pie o en vehículos esta prohibido.

Pollito Terminator


Ya no es el Tamagochi que era un simple llaverito de plástico y que moría si no lo atendías como debía. Cosa que provocó el suicidio de varios niños.
Luego vino el Idog que es un perrito que para muchos o es un aparato demasiado caro o simplemente es un perro de juguete. (Muchas prefieren un Chiguagua).

Ahora viene el Terminator de las mascotas… el Pollito

No como Little Chicken, sino más bien como esos pollitos de feria que teníamos cuando eramos pequeños y a la primera brisa, se moría el pollito. Estos tienen la ventaja de ser suaves al tacto y varias funciones como la de piar a determinadas horas para que le pongas comida (que también es un botón), temblar, brincar, etc. Además que no se mueren, son como Los terminator de los pollitos.

Vean el video para que se enamoren

Pollito Terminator


Ya no es el Tamagochi que era un simple llaverito de plástico y que moría si no lo atendías como debía. Cosa que provocó el suicidio de varios niños.
Luego vino el Idog que es un perrito que para muchos o es un aparato demasiado caro o simplemente es un perro de juguete. (Muchas prefieren un Chiguagua).

Ahora viene el Terminator de las mascotas… el Pollito

No como Little Chicken, sino más bien como esos pollitos de feria que teníamos cuando eramos pequeños y a la primera brisa, se moría el pollito. Estos tienen la ventaja de ser suaves al tacto y varias funciones como la de piar a determinadas horas para que le pongas comida (que también es un botón), temblar, brincar, etc. Además que no se mueren, son como Los terminator de los pollitos.

Vean el video para que se enamoren

Consultorio Estudiantil Pedro Agustin

Hace años cuando estudiaba primaria en el Tirso de Molina, mi mamá nos despertaba temprano en la mañana para agarrar el autobus de San Bernandino, si ese mismo el Bluebird blanco con franjas verdes. Pero antes de agarrar el transporte, mi mamá nos preparaba el desayuno y mientras ella se vestía nosotros desayunabamos en compañía de la radio, normalmente sintonizada en Radio Rumbos.
Habían unas épocas donde se incrementaba la publicidad de el Doctor Pedro Agustín, la cual decía algo así:
“Si su hijo va mal en Matemáticas, Fisica, Química u otra materia, está a tiempo que lo traiga al Consultorio estudiantil, doctor Pedro Agustín, ubicado en Velasquez a Santa Rosalía…” Era una especie de consultorio de tareas dirigidas a todos aquellos que iban mal en las materias y todavía estaban a tiempo de salvar el año. A ver si consigo el anuncio original.