¿Qué hay realmente al final del Arcoiris?


Lástima que no tenga hora la cámara, pero esta foto fue tomada a las 7 de la mañana apróximadamente desde la ventana de mi casa cuando mi esposa me llamo para que lo viera.

El Arcoiris era más notable de lo que se puede observar en la foto, lo que pasa es que mientras buscaba la cámara y le cambiaba las pilas, se fue disolviendo la nitidez.

Ok vamos a hablar de los mitológico y no del efecto por el cual se producen los arcoiris

Pero al grano: Siempre se dice que al final del arcoiris, siempre hay un tesoro. Otros dicen que ahí es donde hay un “entierro” (o también botín con doblones y monedas de oro). Sin embargo yo que soy amante de ver por las ventanas y en todos mis años de niño aventurero, nunca pudimos observar que un arcoiris llegara de la misma manera.

Un día con unos amigos de infancia, nos pusimos a cazar un arcoiris. Nos habíamos jubilado del cole para jugar fútbol en el parque Los Caobos y había empezado a llover. Como aquí en el caribe llueve y de inmediato sale el sol a secar la lluvia, pudimos ver un arcoiris que más o menos llegaba cerca de donde estábamos.
Alguien pegó un grito y nos pusimos las camisas que estaban en los bolsos para que no se mojaran mientras jugábamos en la lluvia fútbol.
Salimos corriendo con los bolsos y camisas medias puestas, y brincando charcos y a veces cayendo en ellos y llenándonos todos de pantano. Al final llegamos a un final de arcoiris cerca de la pared del Colegio de Ingenieros, pero no conseguimos nada, ni una pista ni el monte levantado.
Ese día volvió a llover (era como en esta fecha que llueve todos los días pero hace más de 20 años), y volvimos a ver otro arcoiris pero ese llegaba muy lejos. Al final después de varios días de fuga del colegio y varios palos de agua, nunca dimos con el arcoiris del tesoro.
Claro nuestras investigaciones llegaron a su fin cuando nuestros padres se enteraron de nuestras seguidas fugas, y el castigo fue grande.

Claro dicen que al final del arcoiris siempre hay un tesoro. Yo lo tomo como una metáfora.
Porque después de una lluvia las cuales a veces terminan en tragedia, siempre hay una esperanza, siempre hay un final de lluvia y siempre vuelve a calentar el sol. Y que mejor cosa para alegrarte un día todo nublado y gris que un colorido y gran arcoiris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s